Seguridad frontal

Volvo fue el primer fabricante de camiones en introducir el airbag en sus vehículos en 1994.

El airbag es un cojín relleno de gas que se infla rápidamente fuera del cubo del volante cuando se produce un choque frontal, protegiendo de este modo al conductor de las fuerzas que se generan.

Nuestro airbag se ha concebido para reducir lesiones, evitando que la cabeza y el pecho del conductor se golpeen contra el volante, el salpicadero o la parte superior del parabrisas. Se despliega únicamente en colisiones frontales graves, cuando el conductor que lleva puesto el cinturón de seguridad necesita protección adicional en la parte superior del cuerpo.

Funcionamiento: Los sensores instalados en la carrocería del vehículo responden ante ciertos tipos de impactos frontales y activan el dispositivo de inflado del airbag. Este dispositivo de inflado envía instantáneamente un gran impulso de gas nitrógeno caliente al cojín y lo infla en una fracción de segundo. El cojín detiene el impulso de la cabeza y la parte superior del conductor. Un segundo más tarde, el gas se disipa rápidamente a través de unos orificios diminutos de la bolsa para liberar el espacio. 
 

Nota: para que el airbag pueda funcionar correctamente, es esencial llevar abrochado el cinturón de seguridad. El airbag se ha diseñado para funcionar conjuntamente con el cinturón de seguridad, no para ser un sustituto de este.