Llantas de aluminio

Mejoran la comodidad gracias a su perfecta redondez y reducen el desgaste de los neumáticos. Su ligereza aumenta la capacidad de carga. Además, mejoran el enfriamiento de los frenos.