Vea todo aquello que desee ver

Reduzca el tiempo que el conductor tiene que apartar la vista de la carretera y reducirá el riesgo de accidentes: esta siempre ha sido la idea a la hora de diseñar el cuadro de mandos del nuevo Volvo FH. Esto supone una mayor flexibilidad en el cuadro de mandos y menos distracciones visuales.

Las superficies suaves y despejadas crean un entorno de conducción más armónico. Un buen ejemplo lo encontramos en la pantalla secundaria (SID), que se ha integrado en el panel de instrumentos y no obstaculiza el campo de visión.

Otro aspecto importante ha sido la mejora de la calidad de imagen de las pantallas de visualización.

“Las nuevas pantallas ofrecen mejor contraste, nitidez y color. También resulta más sencillo desplazarse por los menús y encontrar aquello que se busca”, explica Nina Theodorsson, que ha estado trabajado en el cuadro de mandos. Esto facilita la búsqueda de información. Las palancas y botones necesarios para maniobrar el vehículo también tienen que ser fáciles de ver y utilizar. Por este motivo, los botones ofrecen ahora una superficie que permite distinguirlos con los dedos, así como una sensación característica al hacer clic.

“El Volvo FH es el primer vehículo con columna de dirección ajustable. El secreto está en el volante”

Reorganice sus botones

“El conductor o transportista puede cambiar fácilmente las posiciones de muchos de los botones, para tener más a mano las funciones que más utilice”, señala Nina Theodorsson. La mayoría de los botones fijos se han situado cerca del área que controlan. Hay botones en la puerta para las ventanas y retrovisores y en el techo, para la luz intermitente de color amarillo, el micrófono, etc. “Se encuentran en los lugares donde es más probable que se busquen”, afirma Nina Theodorsson. “Todos estos cambios contribuyen a ofrecer un lugar de trabajo más seguro para los conductores y para el camión”. “Ahora los conductores pueden mantener la vista donde deben: en la carretera.”

Para todas las tallas

Ya sea alto o bajo, grueso o delgado, cualquier conductor podrá encontrarse cómodo en este asiento. El asiento del conductor está más acolchado y es más versátil. El secreto está en el volante. El volante se puede inclinar, no sólo elevarse o bajarse como antes, lo que aporta una sensación de lujo. “Cuando se bajan un poco los brazos, la conducción mejora”, afirma Peter Johansson, ingeniero de diseño de Volvo. Además de ofrecer las funciones de elevación y bajada, el volante también puede inclinarse un ángulo de 40 grados, diez de los cuales se deben a la función de inclinación. Con el volante más vertical, el Volvo FH ofrece una mayor sensación de automóvil.

Lugar de trabajo del Volvo FH

Espacio de asiento ampliado

Los conductores altos serán quienes más aprecien la mayor área de ajuste del asiento. El asiento se puede reclinar más hacia atrás en el nuevo Volvo FH, 4 centímetros para ser exactos. El asiento se puede deslizar hasta 24 centímetros hacia atrás o hacia delante (prestación única en su categoría). El margen de elevación o bajada del nuevo asiento es de 10 centímetros.

Además, el asiento presenta una nueva forma. Entre otras cosas, se ha mejorado el soporte lateral y se ofrece un apoyo para las piernas más largo. Pero esto puede ser un área conflictiva: un soporte demasiado pequeño para las piernas no es bueno, ni tampoco si es demasiado grande, ya que dificulta el acceso al asiento. “Es sorprendente ver cómo el asiento ha sido diseñado para adaptarse prácticamente a cualquier talla y tamaño de conductor”, afirma Peter Johansson.

4
Lugar de trabajo