Para conductores a los que les gusta tomar atajos

Cuando el barro o la arena se han invadido la carretera, la única manera de evitar problemas es seguir moviéndose. Aquí es donde el eje motriz delantero del Volvo FMX es difícil de batir. Y aún más difícil de superar ahora que ha sido completamente rediseñado para aumentar la distancia al suelo y ofrecer al camión un óptimo ángulo de ataque para los terrenos irregulares.

Resulta difícil de creer que el director del segmento de construcción con su camisa blanca limpia acabe de volver de una obra en Brasil. Hasta que empieza a hablar del nuevo 8×6 y del eje delantero rediseñado.

Conocido comúnmente como botón de pánico

“El 8×6 lleva disponible desde hace algún tiempo, pero ahora forma parte de nuestra oferta estándar, lo que supone menores plazos de entrega para los clientes. Hablando con propiedad, se trata de una tracción a seis ruedas con un eje adicional para una mayor capacidad de carga. Pero con el nuevo eje delantero se está convirtiendo en un vehículo muy útil en situaciones límite, ya que es 6×6 y 4×4”, señala Jonas Odermalm.

Pendientes más pronunciadas y zanjas más profundas

El eje motriz delantero se ha reubicado 100 milímetros más cerca de la parte delantera. Esto dota al camión de un ángulo de ataque mucho mejor, pero también supone que se puede combinar con toda la gama de componentes de chasis y motores. El eje es completamente nuevo, desde la corona y el piñón hasta los cojinetes. Su diseño lo hace más fuerte, más aerodinámico y dispone de una mayor distancia al suelo.

“Antes, la parte más baja era la barra paralela, pero se ha integrado detrás del eje con muñón central. Así que ahora el punto más bajo del vehículo es la robusta carcasa del eje. Cuando el camión está completamente descargado tiene una distancia al suelo notablemente mejorada. Junto al nuevo ángulo de ataque, esto hace que sea muy versátil en terrenos irregulares”, explica Jonas Odermalm.

Ahorro de combustible

Aunque la tracción total permanente es la solución habitual para los camiones de construcción, Volvo prefiere dejar que sea el conductor quien la active en caso necesario. Jonas Odermalm recuerda la investigación llevada a cabo en el desierto: “Realmente solo se necesita del 2 al 5% del tiempo. Esto significa que el 95% del tiempo la tracción total es un desperdicio de combustible; a menos que se trate de un FMX y el conductor pueda decidir cuándo aplicarla.”

Rodaje libre

Con un interruptor en el salpicadero el conductor puede volver a tracción en la rueda trasera cuando las condiciones lo permiten. Esto supone una transferencia directa entre el motor y el eje motriz trasero, de modo que las demás ruedas giran libremente y consumen menos combustible. Además hay menos desgaste en el eje delantero.

Movilidad del Volvo FMX

Cuando las cosas se complican

En los camiones con tracción a seis ruedas lo primero que se necesita es un bloqueo diferencial entre ejes, que bloquee diagonalmente dos de las ruedas motrices traseras a lo largo del bogie. Según Jonas Odermalm, esto es suficiente en muchas situaciones. “Cuando el terreno empieza a ser muy resbaladizo se activa el eje motriz delantero. Esto permite salir airoso en la mayoría de las situaciones.”

“Después tenemos lo que se suele conocer como botón de pánico. Al pulsarlo se bloquea el diferencial delantero, haciendo difícil dirigir el vehículo, pero permitiéndole volver a terreno seco.”

Jonas Odermalm

Activar y desactivar

Cuando se le pregunta acerca del atractivo de este tipo de movilidad, Jonas Odermalm responde de inmediato. “Dejamos que el conductor decida cuándo se necesitan más ejes motrices. Creo que es algo apreciado por conductores de toda clase de vehículos: vehículos de servicio 4×4 para mantenimiento de carreteras, volquetes 6×6 que trabajan en oleoductos en el desierto y volquetes 8×6 en canteras”.

Añade, “Por supuesto, no resultaría tan atractivo sin nuestra reputación de durabilidad y fiabilidad”.

Explore todas las opciones de la tracción total

8
Movilidad