Mantenerse en el buen camino

El ESP (Electronic Stability Program, programa de estabilidad electrónica) es un sistema que pone las cosas en su sitio cuando el camión está a punto de perder el agarre a la calzada y, por tanto, derrapar o volcar. El sistema ESP contrarresta las fuerzas que hacen que el camión se salga de la carretera, a través de la interacción entre el sistema de frenos electrónico del camión, el sistema de gestión del motor y el retardador y el sistema de frenos del remolque.

El sistema está compuesto por tres sensores situados en la cabeza tractora que miden el ángulo de giro, la aceleración lateral y la posición del volante. La unidad central calcula constantemente las lecturas de entrada y, cuando estas no coinciden, los frenos se activan individualmente en una o varias ruedas, según sea necesario. Al mismo tiempo, se reduce el par motor para disminuir la velocidad en carretera hasta que el camión recupere el equilibrio.


 

El ESP resulta muy eficaz en situaciones de posible peligro, tales como las siguientes:

  • Límite excesivo de velocidad en curvas (por ejemplo en las curvas que se estrechan, las salidas de autopista, los pasos por ciudades, etc.)
  • Maniobras para evitar obstáculos con una entrada de dirección brusca (por ejemplo, al incorporarse desde el arcén a la carretera y derrapar.)
  • Semirremolque cargado en curvas estrechas sobre superficies resbaladizas (coleando)