Volvo FE híbrido

Reducción continua de las emisiones

Durante los últimos 20 años Volvo Trucks ha conseguido reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno y partículas en camiones nuevos en un 75% y un 85% respectivamente. Pero aún no hemos terminado. El Volvo FE híbrido es nuestro primer híbrido en paralelo. Cuando se utiliza el modo eléctrico, puede funcionar completamente sin emisiones. Y cuando se tiene en cuenta el uso del motor diésel, las emisiones de dióxido de carbono se pueden reducir hasta en un 30 por ciento.


Transportes sin emisiones de dióxido de carbono

Transportes sin emisiones de dióxido de carbono

El motor diésel actual del Volvo FE híbrido tiene la posibilidad de funcionar con biocombustibles renovables. De esta forma se consigue un transporte sin emisiones de dióxido de carbono, lo que prepara el camino para el transporte sostenible.

El sonido del silencio

El sonido del silencio

Al acelerar y con el motor al ralentí los niveles de ruido de un Volvo FE híbrido se reducen hasta en un 50%. En modo eléctrico, el Volvo FE híbrido es prácticamente silencioso. Esto hace que el camión resulte perfecto para recogida de basuras y otras tareas municipales en las que interese molestar lo menos posible.

A

A prueba de emisiones

Las normas sobre emisiones para camiones definen los límites aceptables de emisiones de escape en vehículos nuevos vendidos en los estados miembros de la Unión Europea. La norma Euro 5 especifica que el motor diésel de un camión puede emitir como máximo 2,0 gramos de óxido de nitrógeno (NOX) por kWh y 0,02 de partículas (PM) por kWh. El motor diésel de 7 litros del Volvo FE híbrido cumple dichas normas.