LKS: sistema de seguimiento de carril

Permanezca en el centro de la carretera

Contamos ya con un sistema automático que le ayuda a controlar la posición del camión en la carretera. Si se acerca demasiado al borde de la carretera o a la línea divisoria de carril, el sistema emitirá una señal acústica de aviso. El sistema de seguimiento de carril (LKS) le ayuda cuando se distrae.

Se trata de un sistema de asistencia que le avisa cuando el camión abandona involuntariamente el carril por el que circula. Las aplicaciones son principalmente en segmentos de largo recorrido cuando el camión se conduce a una velocidad estable en condiciones de tráfico monótonas.

 

Los principales componentes del sistema LKS son una cámara, un procesador y una unidad de mando. La cámara graba continuamente las líneas de la carretera. La unidad de mando, que está conectada al velocímetro, la señal de frenado y el intermitente, transmite y maneja la información. Cuando se cumplen una serie de criterios que indican que el camión se desvía involuntariamente, la unidad de mando envía una señal de advertencia.

El sistema LKS se activa y desactiva fácilmente con un interruptor situado en el salpicadero.