Una presencia más sutil
Una presencia más sutil

Debido al tipo de trabajo que deben realizar, los camiones de distribución urbana y servicios públicos, como el nuevo Volvo FE, tienen que integrarse en grandes centros de población. El desarrollo tecnológico, los servicios de soporte y la responsabilidad corporativa tienen un papel que desempeñar para que esta integración se lleve a cabo con el mínimo impacto medioambiental.

Las tendencias demográficas indican que la densidad de población en las ciudades o en las zonas urbanas es mayor que nunca. Esto significa que la demanda de entrega de mercancías dentro de estas zonas sigue aumentando, por lo que el camión de distribución es una presencia diaria en nuestras vidas. Teniendo esto en cuenta, Volvo Trucks adopta un planteamiento amplio y proactivo con respecto a su responsabilidad medioambiental.

Obtener más con menos

Nuestro compromiso con la reducción del impacto medioambiental de nuestros camiones y actividades es muy antiguo. Durante los últimos veinte años, las emisiones de gases contaminantes de los camiones Volvo se ha reducido en más del 90%. El consumo medio de combustible 90% se ha reducido en un 20% durante ese mismo periodo. Sin embargo, en vez de dejarnos llevar por la autocomplacencia, estas cifras nos sirven de aliciente para buscar nuevas soluciones. Se siguen desarrollando líneas motrices híbridas y de metano diésel, y el nuevo Volvo FE cuenta con sistemas de tratamiento de gases SCR. Además, el camión ofrece una gama de motores totalmente compatibles con la norma Euro 6 sin aumento en el consumo de combustible y con intervalos de mantenimiento prolongados.

Pasos pequeños, grandes cambios

Además de diseñar y fabricar camiones optimizados como el nuevo Volvo FE, somos conscientes de que la forma en que se conducen y su mantenimiento pueden tener un efecto igualmente importante. Por ejemplo, ofrecemos programas como Fuel Advice y Formación para conductores, así como otros servicios que nos definen y entre los que se incluyen Dynafleet, nuestro sistema para gestión de flotas, la caja de cambios I-Shift conocida en todo el mundo y las actualizaciones de software orientadas a las tareas. Juntas, estas medidas nos ayudan a sacar el máximo partido de cada gota de combustible con un impacto medioambiental mínimo.

La responsabilidad empieza en casa

Nuestro rendimiento medioambiental no dependerá exclusivamente de los camiones. La forma en que los fabricamos y los procesos que decidimos aplicar también desempeñan un papel importante. Entre 2003 y 2008, redujimos el consumo de energía por camión fabricado en un tercio y en 2008, pusimos en marcha nuestra planta con emisiones neutras de carbono en Gante, la primera planta del mundo de estas características y el lugar donde se fabrica el nuevo Volvo FE. También nos sentimos orgullosos de contar con el primer concesionario del mundo sin emisiones en Verona, Italia.

Calcule el impacto medioambiental de su camión – haga clic aquí

10
Medio ambiente