Suspensión delantera individual. Manejo similar al de un automóvil.

Suspensión delantera individual. Manejo similar al de un automóvil.

Es habitual en los automóviles. Pero el Volvo FH es el primer camión pesado producido en serie que se encuentra disponible con suspensión delantera individual. Las ventajas en términos de conducción son enormes.

Veámoslo con más detalle.

Conducción en rectas

Si la carretera es recta, también lo es su rumbo.

El camión mantiene su rumbo a la perfección. Cada bache lo absorben de forma individual las ruedas delanteras, adhiriéndose como pegamento a la carretera. Pasará por baches y badenes sin darse cuenta.

Gestión de curvas

Maneja las curvas a la perfección.

La suspensión delantera individual hace que el Volvo FH se afiance en las curvas y los giros. Con un control preciso y ambas ruedas firmemente sobre el terreno, puede que incluso se olvide de que conduce un camión.

Estabilidad de rodadura del camión

Hacia delante. Nunca hacia los lados.

Olvídese del tambaleo por la autopista. Con el control de estabilidad, el camión es tan estable como un tren. Se sentirá seguro y con el control total, incluso a velocidades superiores.



Cómo funciona

Cómo funciona la suspensión delantera individual

1. Horquilla superior, horquilla inferior
Diseño de doble horquilla, para que las ruedas se muevan verticalmente, de forma independiente entre sí.

2. Dirección de piñón y cremallera
Le pone en contacto directo con las ruedas. Prácticamente no se produce retardo: el camión responde de inmediato a los movimientos del volante.

3. Travesaños
Se encarga de la estabilización, algo de lo que normalmente se encarga el eje delantero.

4. Fuelles de aire
Amortigua los impactos y controla el movimiento vertical para proporcionar una cómoda suspensión.

Especificaciones
La suspensión delantera individual está disponible para 4×2 y 6×2 con eje loco detrás de eje motriz o eje loco delante de eje motriz (sólo tractora), carga sobre eje delantero hasta 8,5 toneladas.