Aumente la eficacia del conductor con un mando a distancia

¿Recuerda cuando tenía que levantarse del sofá para cambiar de canal? Parece algo muy lejano, pero es lo mismo que tiene que hacer un conductor de camión al cargar la mercancía. Aunque eso ya se acabó. Con el mando a distancia, se pueden evitar muchas de las subidas y bajadas innecesarias.

Pulse un botón y el vehículo se ajusta automáticamente a la altura del muelle de carga. La plataforma elevadora desciende y comienza la carga: la pantalla confirma que se está distribuyendo de forma uniforme sin superar el peso máximo por eje. Una vez finalizada la carga, cierre la plataforma elevadora, suba al camión y a conducir.

“Puede acercarse a objetos bajos”

Cargue utilizando solo los dedos

El mando a distancia ahorra tiempo, independientemente de que sea el conductor u otra persona la que realice la carga. Gracias a que la pantalla muestra una gran variedad de datos del indicador de carga, resulta sencillo evitar la sobrecarga o la carga desigual sin tener que estar subiendo y bajando de la cabina para comprobar el indicador en todo momento.

“Hace unos años, los conductores comenzaron a probar el primer mando a distancia. Las reacciones al prototipo fueron muy positivas, por lo que seguimos desarrollando el modelo real”, comenta Markus Olsson, especialista en componentes de Volvo que trabaja con el mando a distancia. Con la ayuda del mando, se puede elevar y bajar la suspensión, hacer que el camión se incline a un lado, accionar la plataforma elevadora trasera, controlar la iluminación de la carga, arrancar, parar y aumentar las revoluciones del motor, así como cerrar con llave el vehículo.

“Imagínese, al subir y bajar la suspensión en cada lado del camión, el remolque se puede inclinar hacia un lado para acercarse incluso cuando el muelle de carga no esté recto”, explica Markus Olsson. “Existe además la posibilidad de elevar y descender la suspensión delantera y trasera, lo que hace que el remolque sea muy versátil.“


Cargue utilizando solo los dedos

Libertad y eficacia

El mando a distancia presenta tres modos distintos: carga, equipo y cajas intercambiables. El conductor decide normalmente las funciones disponibles en cada modo.

Existe incluso un ajuste fijo para la carga. El conductor puede guardar cuatro alturas distintas para que el camión se ajuste automáticamente a la altura establecida con sólo pulsar un botón: una ventaja para los conductores que vuelven a menudo a los mismos muelles de carga u otros similares.

El cambio entre cajas intercambiables también resulta ahora más sencillo. Las dos posiciones fijas se convierten en tres y todas se pueden guardar. Así, el conductor puede guardar tres alturas estándares para las cajas intercambiables y ajustar la altura del vehículo con sólo pulsar un botón, en lugar de medir manualmente la altura cada vez.

“Poder quedarse fuera del camión y verlo desde el lateral facilita mucho el trabajo. Estoy convencido de que este pequeño dispositivo va a ayudar de mil maneras distintas”, afirma Markus Olsson.


Mejor, más rápido y más uniforme

Otra mejora al cargar es la mayor expansión de la suspensión trasera. Esto ayuda al cambiar de remolques, ya que el conductor puede hacer descender el vehículo lo suficiente para dar marcha atrás bajo el remolque. Y la suspensión incluye una barra estabilizadora antivuelco montada en la parte de atrás para poder acercarse a objetos bajos, como dársenas de carga y extendedoras de asfalto.

El conductor o el transportista podrán calibrar ahora el indicador de carga en cualquier lugar que haya básculas, por lo que se ahorrarán costes y tiempo en el taller. La calibración se hace desde la cabina, con el indicador de carga, donde se pueden guardar los datos de hasta 20 remolques diferentes.

Nuevo Volvo FH: Carga

9
Carga