Motores del Volvo FM

Aquí es donde empieza el ahorro de combustible.

Gran facilidad de conducción. Bajo consumo de combustible. Y, por supuesto, cumplimiento de la normativa Euro 6. Estas son las características de los motores diésel de Volvo.

La gama Volvo FM consta de los siguientes motores:

  • D11, 11 litros y de 330 a 450 CV
  • D13, 13 litros y de 420 a 500 CV

Par del Volvo FM

La curva de par de Volvo.
La sentirá en el pedal.

Un par excelente a bajas revoluciones. Una gama extremadamente amplia de par máximo. El par máximo coincide con la máxima potencia. Podrá comprobar el liderazgo de Volvo en tecnología diésel cuando empiece a comparar las curvas del motor. Notará una aceleración rápida, una excelente potencia de tracción, un manejo cómodo a baja velocidad y, por supuesto, una conducción agradable y económica a velocidad de crucero.

Motores Euro 6

En lo que se refiere a Euro 6, si no hay noticias, es que son buenas noticias.

Reducir las emisiones de NOₓ casi un 80% y reducir las partículas a la mitad es un gran reto. Sobre todo si no se quiere renunciar al rendimiento del motor. Pero lo hemos logrado. Nuestra gama de motores Euro 6 sigue ofreciendo la misma facilidad de conducción y fiabilidad que nuestros apreciados motores Euro 5. Y la diferencia de consumo de combustible es inapreciable. Desplácese hacia abajo para obtener más información.

Lea toda la historia sobre el ahorro de combustible y las emisiones

Eficiencia del combustible del motor

Bajo consumo de combustible integrado.

La geometría optimizada de la cámara de combustión. La inyección rápida, precisa y controlada por el sistema EMS. El alto índice de llenado de gas. Podríamos seguir enumerando lo que hace que los motores Volvo sean imbatibles en ahorro de combustible. Notará las ventajas en su rentabilidad. Y también lo hará el medio ambiente.

Freno motor Volvo engine brake plus

Freno motor Volvo.
Reduzca al mínimo el desgaste en el pedal del freno.

Si desea mantener una velocidad media alta sin renunciar a la seguridad o al ahorro de combustible, necesita un freno motor óptimo. Por ello, el freno motor Volvo o VEB (Volvo Engine Brake), disponible en el D11, goza de una gran aceptación. Con el D13, podrá acceder a nuestro VEB+ patentado, que absorbe hasta 375 kW (510 CV), gracias al exclusivo diseño del árbol de levas con cuatro balancines.



Gama de motores, Volvo FM.

Tipo Potencia máxima (CV) Potencia máxima (kW) Par máximo (Nm)
D11K330 330 243 1600
D11K370 370 273 1750
D11K410 410 302 1950
D11K450 450 332 2150
D13K420 420 309 2100
D13K460 460 338 2300
D13K500 500 368 2500

Consulte las especificaciones de la línea motriz al completo

Nuestra solución para Euro 6.

Motor
Una mariposa de bucle cerrado, una inyección con puerta de descarga, un EGR sin refrigerar y mucho más. Los nuevos componentes del motor tienen dos funciones principales: mejorar el flujo de gas y asegurarse de que los gases de escape llegan al sistema de tratamiento posterior a la temperatura óptima.

Séptimo inyector
Se utiliza un inyector especial de diésel para controlar el calor del Catalizador por Oxidación Diésel (DOC) y garantizar la eficacia del Filtro de Partículas Diésel (DPF) y una buena funcionalidad de la unidad de Reducción Catalítica Selectiva (SCR).

Catalizador por oxidación diésel (DOC)
El DOC produce el NO2 necesario para que el Filtro de Partículas Diésel (DPF) queme con eficacia las partículas. En condiciones de frío, además proporciona el calor necesario para el proceso de regeneración.

Astrid Drewsen sobre el cumplimiento de Euro 6 y el ahorro de combustible

Filtro de partículas diésel (DPF)
El filtro recoge las partículas y las almacena hasta que se queman durante la regeneración. La regeneración se realiza automáticamente y el conductor no tiene que emprender ninguna acción.

Catalizador de Reducción Selectiva (SCR)
En la zona de mezcla, los gases se pulverizan con AdBlue. Cuando llegan al catalizador, el óxido de nitrógeno (NOₓ) se transforma eficazmente en inocuos gases de nitrógeno y agua.

Catalizador de síntesis de amoniaco (ASC)
El último paso antes del tubo de escape en el que el amoniaco restante (NH3), si queda algún resto, se elimina.