No hay que preocuparse, el gancho puede soportar 20 toneladas más

El nuevo Volvo FMX se ha diseñado para adaptarse al sector de la construcción. Tiene fuerza suficiente para soportar hasta 32 toneladas con su gancho de remolque. Si choca contra un montón de macadán o contra una pared de hormigón, el camión podrá seguir trabajando como si nada.

El diseñador del nuevo frontal es una persona tranquila, con una mente ágil que probablemente no parecería estar fuera de lugar en una pista de hockey sobre hielo. Hans Bergqvist describe el trabajo realizado. “Nos hemos centrado en la solidez y en la facilidad de mantenimiento. Se han añadido muchas piezas de acero, pero el aumento de peso es mínimo, quizás cinco o seis kilogramos. Mientras que la solidez se ha multiplicado varias veces.”

Absorbe la energía como un muelle gigante

Cuadrado por un motivo

“El nuevo travesaño del remolque, la nueva barra de parachoques y la nueva plancha de protección deslizante se han conectado a la barra antiempotramiento frontal con grandes soportes. Esto hace que la protección tenga un aspecto cuadrado. La parte delantera es increíblemente resistente ya que es una extensión del chasis, por lo que absorbe la energía de un impacto a baja velocidad como si fuera un muelle gigante eliminando casi por completo la frecuencia propia y el temblor de la cabina asociado”, explica Hans Bergqvist.

El travesaño de remolque es sólido para que pueda subirse encima y llegar al parabrisas.
Travesaño de remolque del Volvo FMX

Recuperación elástica

Durante una de las pruebas para medir la solidez de la protección se intenta penetrar la parte delantera con hasta 3 toneladas de presión a través de un poste de acero. La construcción cuadrada se comporta como un muelle, recuperando su forma casi por completo.

Otra prueba se realiza mediante un pesado bloque de hormigón. El camión choca a una velocidad de unos 5 km/h, generando una gran cantidad de energía. La parte delantera de acero se flexiona ligeramente, pero recupera gran parte de su forma. El núcleo de la parte delantera del camión y una forma de caucho de polipropileno en el parachoques hacen una combinación ganadora.

Travesaño de remolque

Más acero significa más disponibilidad

“Las esquinas del camión están muy expuestas, por lo que están compuestas de acero de alta calidad de tres milímetros de espesor”, explica Hans Bergqvist. Los faros están mucho más altos sobre el parachoques, donde son menos vulnerables. Los paneles de la carrocería están divididos en lugar de solapados, de modo que se aíslan los daños.

Hans Bergqvist

“Si provoca algún daño grave en la parte delantera, probablemente será capaz de sustituir la pieza por sí mismo ya que todos los tornillos son visibles y se puede acceder a ellos con facilidad. Estamos seguros de los clientes sabrán apreciar todo esto, ya que supone un ahorro y un aumento del tiempo de actividad.”

Empuje y tracción de 32 toneladas

El travesaño de remolque es una pieza de hierro fundido. “Si está apoyado sobre los ejes y las ruedas están girando, una excavadora (u otro Volvo FMX) puede hacer que ruede enseguida. El hecho de que el travesaño de remolque esté expuesto permite usarlo como escalera para subir a la parte delantera. Cuando uno se sube encima se da cuenta de que es sólido, no se va a romper ni agrietar ningún elemento”, explica Hans Bergqvist. Se abre un tirador para que se pueda acceder al pasador de remolcado en caso necesario.

Vea los detalles de la parte delantera y del dispositivo de remolque

3
Robusto