Híbrido

Silenciosamente, ha llegado el híbrido más potente

El primer camión híbrido pesado utiliza diésel y electricidad en paralelo para reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 hasta en un 30% en la recogida de residuos urbanos. Pero esto no es todo. Al sustituir al motor diésel en el arranque y a bajas velocidades, la electricidad mejora la aceleración para el conductor y reduce el nivel de ruido para todos.

YA EN FUNCIONAMIENTO EN ALGUNOS MERCADOS
Las pruebas sobre el terreno se han estado realizando desde 2008 en Francia, Reino Unido y Países Bajos. Los 100 primeros camiones híbridos pesados en producción están destinados a los siguientes mercados: Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Austria, Suiza, Italia, Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo.

26 TONELADAS DE PAZ Y TRANQUILIDAD
Las operaciones de distribución y recogida de basuras en las zonas urbanas son las más beneficiadas. Es aquí, donde tienen lugar todos los arranques y paradas a baja velocidad, donde la tecnología eléctrica puede ahorrar más combustible. Se utilizan incluso alerones de flujo de aire para aumentar el ahorro de combustible. Y con un peso total máximo de hasta 26 toneladas, el ahorro puede apreciarse enseguida.
’’ Los comentarios de los conductores que han realizado las pruebas sobre el terreno confirman una combinación perfecta entre la tecnología híbrida y la conducción por la ciudad: El Volvo FE híbrido es rápido y silencioso en la ciudad, una ventaja imprevista cuando se logra reducir tanto el consumo de combustible y las emisiones de CO2.’’
Lars Mårtensson, Director de Asuntos Medioambientales de Volvo Trucks

every drop counts
Hybrid engine 
El sistema de motor, MDS, combina un motor de arranque, un motor eléctrico y un generador.
TECNOLOGÍA PRECISA
El motor eléctrico, o Motor Drive System, se encuentra situado entre el motor diésel de 7 litros y la caja de cambos I-Shift automatizada. De este modo, el motor diésel puede activarse con facilidad una vez que el motor eléctrico de par elevado ha aumentado la velocidad, y ambos continúan funcionando en paralelo. Con la ayuda del generador, la energía del freno recuperada se utiliza tanto para accionar el motor eléctrico como para cargar las baterías de ión de litio, de tal forma que no se requiera ninguna otra carga.

REDUCCIÓN DE LAS EMISIONES DE CO2, DEL CONSUMO DE COMBUSTIBLE Y DEL RUIDO URBANO
En comparación con un camión diésel convencional, el consumo de combustible puede reducirse hasta en un 20% para la distribución. Los camiones de recogida de basuras podrán reducir su consumo de combustible en un 20%, o hasta en un 30%, cuando se utilice un compactador complementario en lugar de la línea motriz del vehículo. En consecuencia, las emisiones de CO2 podrán reducirse hasta en un 30%. El nivel de ruido del vehículo podrá reducirse a la mitad durante la aceleración inicial.