Los locos años veinte

La década de los años veinte fue un período de rápidos progresos en lo que respecta a los camiones y el transporte en camión. En los primeros años de la década, los camiones solían incorporar sistemas de accionamiento por cadena y neumáticos de goma maciza.  En 1928, cuando el primer camión Volvo, denominado "Serie 1", salió de las líneas de producción, Suecia asistió al nacimiento de un camión accionado por un eje, con ruedas neumáticas y en el que el conductor se sentaba dentro de una cabina completamente cerrada. 

 

Pero el camión Serie 1 no era un modelo potente, ya que contaba con un modesto motor de gasolina de cuatro cilindros, una potencia de solo 28 CV y una carga útil oficial de 1.500 kg (la mitad del peso bruto). Aun así, el diseño básico de este primer camión era muy sólido, por lo que se solía utilizar para transportar cargas que superaban el doble de lo recomendado legalmente.