Nuestra filosofía

Cada gota cuenta

Un 1% por aquí, un 1% por allá... Al final se consigue un gran ahorro. Ésta es la idea en la que se basa nuestra filosofía. Estamos constantemente arañando de un lado y de otro, buscando nuevos medios para que nuestros camiones recorran más kilómetros con menos combustible y un menor impacto medioambiental. Se trata de un enfoque realista que nos ha convertido en líderes del sector. Con nuestro motor diésel de 13 litros y la última caja de cambios I-shift, ya contamos con la línea motriz más eficaz del mercado. Y ésto es sólo el principio.

Poco a poco, nos estamos abriendo camino entre los combustibles convencionales. Estamos reduciendo el consumo de combustible en un 1% al año; puede parecer poco, pero se trata de un compromiso realista y a largo plazo. Los recursos disponibles se están destinando al aumento del ahorro de combustible de nuestros camiones diésel o al desarrollo de soluciones de combustibles alternativos.

Graph Un 1% más de ahorro de combustible cada año.

every drop counts

Nuestra filosofía está empezando a dar poco a poco sus primeros frutos. Lo cierto es que el consumo de combustible y las emisiones de CO2 de los camiones Volvo han experimentado una reducción del 20% durante los últimos 20 años. Y muy pronto, irán apareciendo en las carreteras nuevos modelos viables de camiones con combustibles alternativos.

Asimismo, hemos comprobado que los intereses del medio ambiente van de la mano de los intereses de los transportistas. Piense en su gasto de combustible. Si representa un tercio de su base de costes, una pequeña reducción del consumo mejorará considerablemente sus resultados.

Asimismo, los costes operativos empezarán a reducirse si se conducen camiones de tal forma que ejerzan un menor impacto en el medio ambiente. Y otra cosa más. La reducción radical de las emisiones de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno y partículas de nuestros motores diésel se ha convertido en una enorme ventaja competitiva. No sólo para Volvo, sino también para los transportistas que conducen nuestros camiones y para los clientes que transportan en ellos sus mercancías.

Durante los próximos 10 años, pretendemos reducir el consumo de combustible un 10% más. A menudo, utilizando pequeñas mejoras que favorezcan el ahorro y, en ocasiones, con algo completamente nuevo, como nuestra tecnología Metano-Diésel o quizás el DME. Seguiremos trabajando en esta misma línea hasta que consigamos alcanzar unos niveles de emisiones sostenibles, un transporte sin emisiones de carbono y una independencia de los combustibles fósiles.

E incluso llegados a ese punto, cada gota seguirá contando.